Grupo de trabajo: Sector Público

 

Entre las actividades del Instituto de Oficiales de Cumplimiento IOC se encuentra la creación de Grupos de Trabajo Sectoriales y entre ellos, el del SECTOR PUBLICO cuyo objetivo será compartir buenas prácticas entre los participantes y la elaboración de  documentos sobre “LA FUNCIÓN DE CUMPLIMIENTO Y EL SECTOR PÚBLICO” en el que se contemplen las diferentes actuaciones y responsabilidades de los Oficiales de Cumplimiento y en los que poder establecer Marcos de actuación, para ayudar a los Oficiales de Cumplimiento en particular y a las Organizaciones en general, a la implantación eficiente de la Función de Cumplimiento en el SECTOR PÚBLICO.

 

Desde el IOC queremos impulsar la participación en el “Grupo de Trabajo de Cumplimiento en el SECTOR PÚBLICO”, que es liderado por Dº Carlos Balmisa, director de Control Interno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y miembro del Comité de Coordinación del IOC.

Dº Carlos Balmisa

 

Si está interesado en participar en dicho grupo* envíe al correo electrónico del IOC (admin@iocumplimiento.org), su nombre y organización para que el Comité de Coordinación pueda ponerse en contacto con usted. Le mantendremos informado de los avances que se realicen.

 

GRUPO DE TRABAJO:  “LA FUNCIÓN DE CUMPLIMENTO Y EL SECTOR PÚBLICO[1]” DEL INSTITUTO DE OFICIALES DE CUMPLIMIENTO

Con la creación de este Grupo, se da vida a una iniciativa que pretende maximizar las potenciales ventajas de la colaboración público-privada, haciendo pedagogía y tratando de incorporar a nuestro sistema público los mejores estándares de compliance y supervisión deontológica existentes a nivel internacional.

 

 

 

En definitiva, y, sin perjuicio de otros lugares con idéntica seña de identidad, tratamos de diligenciar de la mejor manera posible la meta 17.17 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas:

“Fomentar y promover la constitución de alianzas eficaces en las esferas pública, público-privada y de la sociedad civil, aprovechando la experiencia y las estrategias de obtención de recursos de las alianzas”.

Como no puede ser de otra forma, y, habida cuenta la heterogénea composición del grupo, en el que junto a representantes del sector privado, asistirán empleados de una variada tipología del sector público instrumental y no instrumental (Sociedades Mercantiles Estatales, Entidades Públicas Empresariales, Autoridades Administrativas Independientes….), se hace preciso disciplinar y exteriorizar un escenario totalmente neutro desde el punto de vista comercial y de intereses personales o institucionales, en el que quede reflejado y se asuma una posición puramente académica o científica, totalmente altruista, sin que pueda mediar retribución de ninguna clase por la asistencia y colaboración con el citado grupo.

 

El extremo que emplearemos en preservar la pureza académica del grupo de trabajo es imprescindible, no debemos olvidar que existe un bien de extraordinaria importancia: el de la confianza ciudadana en los poderes y las instituciones públicas. Prueba de ello es que la OCDE y la Unión Europea (UE) han incluido la apariencia de influencia en sus definiciones de con­flicto de interés, de tal forma que el sistema no exige una pérdida efectiva de imparciali­dad, sino que la imparcialidad puede ser razonablemente cuestionada a los ojos de terce­ras personas.

 

Es por ello que junto a esta declaración constitutiva se incorpora un decálogo de principios (Ver DOCUMENTO 1) que han de regir la actuación del grupo de trabajo de la función de cumplimiento en el sector público, y, una declaración responsable de cada uno de sus integrantes sometiéndose a ese decálogo (Ver DOCUMENTO 2).

 

En definitiva, lo que buscamos es un espacio de transferencia y asunción de conocimiento cuyos resultados serán públicos sin mediar limitación o impedimento asociativo o de ningún otro tipo. Consecuencia de lo anterior, las condiciones asociativas para formar parte del mismo no operarán respecto de las entidades del sector público que así lo deseen, éstas podrán acceder al mismo sin mayor restricción que la física o material que pueda tener el IOC a la hora de congregar a un número determinado de personas en una fecha y lugar determinado.

 

Todo lo anterior, se entiende sin perjuicio de la posibilidad que tiene el sector público de asociarse al IOC si así lo consideran oportuno, pero sin que el ejercicio de esa opción pueda condicionar su participación en el Grupo trabajo que por este acta nace, por lo que todas las instituciones públicas que lo deseen y manifiesten de forma inequívoca su interés, podrán formar parte del mismo.

 

DOCUMENTO 1

DECÁLOGO DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE LA FUNCIÓN DE CUMPLIMIENTO EN EL SECTOR PÚBLICO
DEL INSTITUTO DE OFICIALES DE CUMPLIMIENTO

 

 

DOCUMENTO 2

COMPROMISO PERSONAL DE INEXISTENCIA DE CONFLICTOS DE INTERESES Y ACATAMIENTO DEL DECÁLOGO DE PRINCIPIOS
DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE CUMPLIMIENTO EN EL SECTOR PÚBLICO

 

[1] Se entiende por Sector Público las entidades incluidas en el artículo 3.1 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público, por la que se transponen al ordenamiento jurídico español las Directivas del Parlamento Europeo y del Consejo 2014/23/UE y 2014/24/UE, de 26 de febrero de 2014.