Nace el Instituto de Oficiales de Cumplimiento

El IOC es una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a los oficiales de cumplimiento (Compliance Officers) de las principales multinacionales. Su principal objetivo es dar a conocer y favorecer el desarrollo de una profesión cada vez más demandada por diferentes regulaciones, agencias supervisoras y por las propias entidades.

La figura del oficial de cumplimiento, más conocido como el complianceofficer, surge a raíz de una Reforma en el Código Penal que reconoce la responsabilidad penal de las personas jurídicas y que invita a las organizaciones a contar con un perfil encargado de supervisar el correcto cumplimiento normativo. Desde que se produjera esta reforma son cada vez más las empresas que incorporan en sus equipos a esta figura por lo que es necesario contar con un organismo que los represente.

El comité directivo lo conforman responsables de cumplimiento de 10 multinacionales y está liderado por su presidente, Antonio del Campo de los Santos, director de cumplimiento de BBVA; su vicepresidente, Manuel Crespo de la Mata, director de cumplimiento del grupo Telefónica y su secretario, Juan Ignacio Ruiz Zorrilla, consejero de Audiolís.

La asociación dio el pistoletazo de salida con un maravilloso acto de presentación en la Universidad de Antonio Nebrija, dónde no cabía ni un alfiler. Participaron en la ceremonia personalidades como Ángel Benito (consejero de la CNMV), Carlos Balmisa (director de control interno de la CNMC) y Margarita García (secretaria general del Instituto de Auditores Internos).

En la gala se trataron algunos de los principales retos de la profesión tanto en el sector público como privado, así como los objetivos, el ámbito de actuación y la organización del IOC.

El acto ha tenido una gran repercusión en la prensa. “Cinco Días”, “El Confidencial”, “Invertia” o “Finanzas.com” son algunos de los medios de comunicación donde esta nueva asociación ha aparecido en primera línea.

El evento supone el primer paso de este atractivo proyecto que busca mejorar la comunicación entre los principales complianceofficers, y favorecer una profesión que está en continúo crecimiento.